Actualidad

Volvieron los egresados a Bariloche después de dos años

Luego de una pausa de dos años por la pandemia de COVID-19, el turismo estudiantil retornó a San Carlos de Bariloche con un contingente de 1.500 estudiantes. Una cifra similar llegará en los próximos días y seguirá en aumento hasta los 5.000 por semana.

Estos primeros grupos de egresados forman parte de una prueba piloto llevada a cabo por el municipio y organizaciones empresariales, como la Asociación de Turismo Estudiantil de Bariloche (ATEBA), que servirá para optimizar los protocolos de cuidado vigentes.

Foto: Alejandra Bartoliche/Télam.

Entre los protocolos figura una prueba de PCR negativo a la que los jóvenes deben someterse antes del viaje, el requerimiento de usar tapabocas, la constante higienización con alcohol en gel y conservar el comportamiento de burbuja.

Las excursiones, los boliches y hoteles funcionarán a máxima capacidad y en todos los casos se realizarán desinfecciones permanentes, de acuerdo a lo establecido por el municipio y el sector empresarial.

A los jóvenes ya se los pudo ver este lunes por el centro de la ciudad y en las próximas noches comenzarán a concurrir a los boliches de la ciudad, que han sido acondicionados especialmente para recibirlos en el contexto de la pandemia.

Foto: Diario de Cuyo.

Desde ATEBA adelantaron que en las próximas dos semanas ingresarán otros 3.000 alumnos y que el número irá en aumento hasta los 5.000 por semana.

Si los protocolos demuestran ser efectivos, el sector empresarial planea solicitar el permiso para el ingreso de 9.000 de estos turistas, ya que la ciudad tiene sobrada capacidad para albergarlos.

El turismo estudiantil fue durante años un factor determinante para la economía de este lugar, con un número cercano a los 120.000 turistas por año.

Comparte la Noticia!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Siguiente nota: