MUNDO

EE.UU: Un 4 de julio sangriento

Una secuencia de terror se vivió en Highland Park, durante un desfile de celebración por el 4 de julio, cuando a diez minutos de su inicio, se comenzaron a escuchar disparos que produjeron una evidente desesperación entre los presentes, quienes empezaron a correr intentando huir del lugar.

El desfile había empezado a las 10 de la mañana, y a pesar de que la policía acudió pronto al lugar, el tirador  logró escapar luego de ejecutar 25 disparos que dejaron al menos cinco muertos y 19 personas hospitalizadas. 

Por el momento, sobre el atacante solo se sabe lo que pudo aportar un testigo identificado como Michael, quien al ser entrevistado por el canal WGN, dijo haber visto a un único tirador armado, de entre 18 y 20 años,  con un rifle “agachado y avanzando de manera metódica, casi militar”.

Seguí leyendo

Seguí leyendoMUNDO

Comments are closed.