MUNDOPOLÍTICA

Más de 60 disparos: un nuevo crimen racista en EE.UU

En la madrugada del 4 de julio, el afroamericano de 25 años, Jayland Walker, fue asesinado por la policía de Akron, Ohio, con la excusa de que no quiso detener su auto cuando recibió una multa de tránsito.

De esta manera, el grupo de 8 policías que abordó a Walker, comenzó una persecución que llegó a su fin cuando el joven bajó de su auto para intentar huir de la violenta situación y recibió más de 60 disparos que terminaron con su vida. 

Si bien en un principio los policías justificaron que fueron amenazados con un arma de fuego, la familia Walker lo puso en duda inmediatamente y el jefe de policía, quien acercó los videos grabados por las cámaras corporales de los agentes, confirmó que Jayland estaba desarmado e indefenso.

Mientras los ocho agentes involucrados permanecen suspendidos, el jefe de gendarmería expresó que las imágenes son "impactantes" y "difíciles de ver". Por su parte, la familia del fallecido pide "paz y comprensión" por los hechos ocurridos.

El asesinato de Jayland generó diversas manifestaciones en la ciudad de Akron, suspendiendo celebraciones del 4 de julio; y aunque el abogado de la familia pidió calma a los manifestantes, los ciudadanos exigen justicia para frenar estos crímenes raciales que siguen sucediendo en uno de los países considerados como "potencia del mundo".

Seguí leyendo

Seguí leyendoMUNDO

Comments are closed.